La Ley Electoral: enemigo Nº1 de las minorías políticas

 Araceli García

En su último discurso de Navidad el Rey habló de “alternancia política”, lo que no dijo es que desde que existe la democracia en España la alternancia del poder político ha sido entre dos partidos. A excepción de UCD, grupo político que formó parte de la transición democrática en España, el resto de gobernantes han sido del PSOE o del PP. Es fácil advertir que en este país las instituciones políticas son fundamentalmente bipartidistas. Los datos son abrumadores: en 2011 se presentaron a las elecciones generales 660 candidaturas, según el Ministerio del Interior, cientos de partidos que optaban a alzar su voz en representación de los españoles de los cuales sólo doce lo han conseguido. Además, únicamente el PP y el PSOE han logrado más de un 70% de los votos. Y entonces, ¿Qué pasa con los partidos políticos minoritarios?

Las fuerzas políticas minoritarias que existen en España han luchado siempre por hacer que se oiga su voz y por llegar a ejercer su deber político en el poder, pero la historia ha sido muy dura con ellos ya que en los 33 años de democracia sólo 26 partidos (sin contar PP y PSOE) han logrado alguna vez formar parte, por pequeña que sea, del gobierno. En España la realidad es que el sistema político, único desde que se inició la democracia, es el mayor enemigo de estos partidos. “La Ley Electoral en España hace que el propio sistema político aplaste a las minorías”, dice María Quiles, politóloga y profesora de Ciencias Políticas. No obstante, enumerar todas las dificultades que se encuentra un partido político minoritario daría para muchas líneas, pero hay algo en lo que todos coinciden y es que la principal barrera para el desarrollo de éstos es la Ley Electoral española. “La Ley Electoral vigente y el sistema d´Hondt trata injustamente a las formaciones políticas pequeñas, no se les permite tener una presencia parlamentaria fuerte con el fin de apuntalar el bipartidismo”, señala Miguel Ángel Valero, participante en el movimiento 15M e impulsor de Juventud sin Futuro Alicante. Lo cierto es que siendo este el principal problema la solución no parece fácil. Aitana Mas i Mas, una de los tres concejales de Compromís-Q que gobiernan junto al PP en la población de Crevillente, ve difícil cambiar el sistema político en España: “El problema es que la ley la tienen que votar ellos mismos y no van a presentar una propuesta que suponga mayor pluralidad política”. Por eso, M.A Valero opina que para acabar con esta dualidad habría que “empezar por apoyar a formaciones políticas más modestas que consigan una presencia parlamentaria cada vez mayor para poder votar reformas legislativas en ese sentido”. 

Más dificultades

Pero, lo cierto es que a pesar del polémico sistema que perjudica a las minorías y favorece al bipartidismo es la sociedad quién vota y decide. Muchos podrán pensar que si estos partidos no llegan al poder es porque no tienen suficiente apoyo de la ciudadanía. Por eso surge la cuestión de por qué los partidos minoritarios no logran conseguir ese apoyo. Aitana Mas i Mas opina que el problema de los grupos políticos pequeños es que la gente desconoce que haya  otras opciones políticas. “Los medios dan a entender que no existen más partidos. A la gente no se le informa”. Asimismo Aitana Mas i Mas añade: “Otro problema es que la sociedad no se interesa por los asuntos políticos, la información está ahí”.

Falta de información y desinterés son algunas de las causas que Aitana Mas i Mas apunta como enemigos de los partidos minoritarios. Sin embargo, estos grupos se encuentran con otros muros como el de la economía, según María Quiles: “Los espacios publicitarios públicos gratuitos se dan en función de los resultados electorales”. Por lo que de nuevo el sistema apedrea a los más pequeños, son más pobres. “Las subvenciones públicas también van en función de las elecciones por lo que van teniendo cada vez menos dinero”, asegura la politóloga. Es decir, no sólo es que tengan más poder sino que además se les da más facilidades para su propagación. De hecho en 2011 el número de candidaturas en las elecciones generales descendió en un 50% y eso se debe, según Quiles, a la economía: “Montar una campaña electoral no es barato y no es fácil. La gente no está dispuesta a luchar sabiendo que al final su voz se va a silenciar”.

En algunos casos las voces se silencian pero en otros ni siquiera se llegan a oír. Mª Carmen Guillén, responsable de comunicación del Partido de Elche, asegura que es muy difícil aparecer en los medios de comunicación o que éstos muestren interés. Un dato bastante curioso teniendo en cuenta que en las portadas de los diarios generalistas de este país en un 90% de veces aparecen temas políticos en portada. El tiempo, el espacio o simplemente la línea editorial son en ocasiones las excusas que ponen los medios para justificar la ausencia en sus páginas de estos grupos políticos minoritarios. M.A Valero cree que el desinterés de los medios por los partidos pequeños es porque “la financiación de los medios depende casi en su totalidad de la publicidad, y la publicidad institucional es siempre suculenta”.

“Decir siempre No, no es hacer política”

Cuando un partido minoritario consigue superar todas las barreras y con el apoyo de los ciudadanos llega a formar parte de un gobierno su papel es más importante de lo que la sociedad cree. A pesar de estar en el poder su trabajo consiste en continuar ejerciendo la oposición, en luchar por hacerse oír, por lograr llevar nuevas propuestas y dar una perspectiva diferente de la situación. No sólo los partidos minoritarios se sienten invisibles cuando trabajan por llegar al poder sino cuando están en él. Aitana Mas i Mas reconoce que se siente invisible cuando su grupo político tiene alguna propuesta buena, una propuesta en la que ellos creen porque puede ayudar a los ciudadanos, y luego en el parlamento se la deniega. Y eso es un inconveniente. “Todos se votan en contra. Decir siempre No, no es la forma de hacer política”, afirma Mas i Mas. “El PP y PSOE se dan el No de forma automática”, asegura Mª Carmen Guillén. Pero eso no sólo ocurre en los ayuntamientos locales sino prácticamente en todas las escalas políticas. Por eso, Aitana Mas i Mas cree que “es hora de que los partidos se unan” para resolver las dificultades a las que se enfrenta el país como “la crisis”. No obstante, la Concejal admite que “deben trabajar juntos pero siempre respetando los valores y principios de cada partido”.

Un caso único: Jesús Pareja

Presidente del Partido de ElcheA pesar de la situación que presentan estos grupos políticos, hay algunos que con el paso del tiempo han visto recompensado sus esfuerzos. Un claro ejemplo es el de Jesús Pareja presidente del Partido de Elche. Esta fuerza política surgió en 2006 y en tan sólo cinco años ha conseguido colarse en un gobierno local (Elche). Además, es un caso importante en la ciudad ilicitana ya que es la primera vez que un partido local llega al Ayuntamiento en 33 años de democracia, aunque, lo hayan hecho con sólo un escaño frente a los catorce del PP y los doce del PSOE. Pareja reconoce que “hay una gran masa de la población que desconoce el trabajo de estos partidos”, pero también cree que “el esfuerzo que haga cada partido para darse a conocer influye”. Además, Pareja atribuye su éxito al trabajo y la perseverancia de su equipo: “Los partidos minoritarios tenemos que trabajar para hacernos más grandes y superarnos”. Respecto al papel que cumple en el ayuntamiento de Elche, admite que ellos no toman decisiones de gobierno más bien es como si siguieran en la oposición y según sus palabras “intentan ayudar a que las cosas vayan lo mejor posible”. Y lo hacen “apoyando o no propuestas con sentido común sean del partido que sean”.

No obstante, en los Ayuntamientos locales la aportación de un partido minoritario no siempre ha sido positiva. Debido al sistema político cuando dos partidos empatan es la tercera fuerza más votada la que decide quién gobernará dando su voto a uno u otro. Esta solución al problema en ocasiones entraña que los grandes partidos favorezcan de algún modo al minoritario para ganarse su favor, por lo que de alguna forma el pequeño entra al juego perdiendo así identidad. No obstante, estos casos son difíciles de demostrar. Pareja cree que en algunos casos los partidos minoritarios “no gestionan bien la cuota de poder que se les otorga”. Sin embargo, admite que en otros lugares de España o de la Comunidad Valenciana eso no ocurre: “A nivel provincial o autonómico los grupos políticos pequeños intentan buscar lo mejor para sus regiones y siguen viviendo e incluso incrementado sus votos”.

 

“Hay que cambiar la Ley Electoral”

 María Quiles: Politóloga y Profesora de Ciencias Políticas 

Politóloga y Profesora de Ciencias PolíticasP: ¿Cuál es el papel de los partidos minoritarios en el sistema político actual?

R: Viendo los resultados de las últimas elecciones vemos que los partidos minoritarios están cogiendo más preponderancia  con respecto a las elecciones anteriores. También se ve que están cada vez más presentes en las portadas de los diarios como por ejemplo Amaiur.

P: ¿Cómo se puede cambiar la Ley Electoral?

R: No sé quién va a cambiar la Ley Electoral ya que beneficia a los dos partidos mayoritarios que son quien la tienen que aprobar (PP y PSOE). No tiene sentido políticamente hablando porque les perjudicaría. Pero sí es cierto que sería una realidad más objetiva si se consiguiera cambiar la Ley Electoral para dar a los partidos minoritarios voz y voto, ya que representan a un número muy importante de españoles y nos alejaría del bipartidismo ficticio que estamos llevando ahora a cabo en el país.

P: ¿Cree usted que los partidos minoritarios son invisibles para la sociedad?

R: Por supuesto. No es invisibilidad absoluta ya que gracias a movimientos como el 15M están comenzando a darle más visibilidad. La gente que estaba más desengañada con los grandes sistemas partidarios y con los dos grandes partidos al final ha optado por otras opciones.

P: ¿Piensa usted que los medios de comunicación perjudican a los partidos minoritarios por no prestarle suficiente atención?

R: Es algo lógico, entre comillas. La Ley Electoral no beneficia a los partidos minoritarios por lo que los espacios públicos gratuitos se les dan en función de los resultados electorales. Con lo cual son invisibles y la única manera de conseguir publicidad es el dinero. Las subvenciones públicas también van en función de las elecciones por lo que van teniendo cada vez menos dinero. Mientras que en otros países potencian a estos grupos minoritarios tengan voz, aquí con este sistema se les va aplastando.

P: El número de candidaturas a las elecciones de 2011 se ha visto reducido casi a un 50% respecto a las anteriores, ¿A qué cree que se debe?

R: A la economía. Montar una campaña electoral no es barato y no es fácil. La gente no está dispuesta a luchar sabiendo que al final su voz se va a silenciar.

P: ¿Qué piensa del movimiento 15M?

R: Tengo una opinión muy positiva. Tenía la impresión de que la gente joven estaba adormilada y de manera espontánea a reaccionado. Además, muchas cosas de las que piden me parecen bastante lógicas ya que es lo que la gente de la calle quiere. A veces los que están arriba parece que vivan en otro mundo, incluso los grandes académicos, se les olvida un poco de lo que la gente a pie de calle demanda. Da alegría ver gente concienciada a cambiar el sistema de una forma pacífica.

 P: ¿Cree que este movimiento ha beneficiado a los partidos minoritarios?

R: Yo pienso que sí. Estábamos en una sociedad que estaba adormecida. A la gente le daba igual lo que pasaba y lo que hacían nuestros políticos. A veces se nos olvida  lo importante que es nuestro voto y que nuestras ideas se representen.

P: ¿Cuál cree que es la clave para acabar con el bipartidismo?

R: Indudablemente cambiar la ley electoral.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Araceli García

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s