Archivo mensual: febrero 2012

Esquizofrenia: la lucha contra el estigma

Hay un sinfín de manuales y artículos que hablan de la esquizofrenia, sus posibles causas, síntomas, consecuencias… Pero en pleno siglo XXI, esta enfermedad mental sigue estigmatizada por la incomprensión de la sociedad. Los prejuicios y los tópicos son las causas por las que se les da la espalda a las personas con esquizofrenia, que se sienten discriminadas. Un sentimiento de exclusión que repercute en su calidad de vida, ya que ante el miedo al rechazo, los que padecen esquizofrenia tienden al aislamiento social y con ello a una peor evolución de su dolencia.

La realidad de las personas con esquizofrenia es su lucha constante por acabar con los estigmas y conseguir llevar una vida normalizada, sin temor a ser rechazados. Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo Marta Fernández

La vulnerabilidad de los más pequeños

«Los niños son el único colectivo vulnerable de por sí», afirma Salomé Alonso, Técnica Provincial de Infancia y Juventud de la Cruz Roja, por ello necesitan más que nadie apoyo y atención. Desde la Cruz Rojade Alicante llevan a cabo una campaña de sensibilización a favor del acogimiento familiar en toda la provincia. En la ONG conciencian de la importancia del voluntariado familiar “porque para el desarrollo humano de los niños es necesario que tengan unos referentes, una familia que les enseñe y les de calor humano”, explica la trabajadora social. A pesar de ello el acogimiento familiar, sigue siendo desconocido de cara a la sociedad: “la gente no sabe que en su misma ciudad hay niños en centros de acogida que están esperando una familia”, declara la experta. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Marta Fernández

Protectoras en la red

Deja un comentario

Archivado bajo Araceli García

Pilar Gomáriz: “Para los animales nunca hay dinero”

APADAC es una de las protectoras que lucha contra el abandono y el maltrato animal en la provincia de Alicante. Esta, como la mayoría de protectoras, subsiste gracias al voluntariado de personas como Pilar Gomáriz, en este caso se encarga de los trámites de adopción

La situación de las protectoras en España es muy crítica. “Su economía depende de pequeñas subvenciones que llegan de los ayuntamientos y de la colaboración ciudadana” asegura Pilar Gomáriz voluntaria en Apadac, una protectora de animales que se encuentra en Callosa del Segura (Alicante). El problema es según esta voluntaria que el dinero no llega o llega tarde: “El retraso de las subvenciones supone que la deuda de las protectoras con los veterinarios aumente. Para los animales nunca hay dinero”. Gomáriz confiesa que no sólo Apadac sino otras protectoras en la provincia de Alicante tiene grandes deudas con los veterinarios: “Hay algunas que están endeudadas como mínimo por ocho mil euros por el servicio veterinario”. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Araceli García

Mini huertos en terrazas y balcones

Ejemplo de un mini huerto en el balcón. F. Kireei/iniciativas/maceto-huertos

Hay muchas personas que aunque están a favor con el cuidado del medio ambiente y con la alimentación saludable, no tienen el tiempo suficiente para pasarse por el huerto urbano de su ciudad. Por ello, una alternativa barata y que requiere poco tiempo y espacio es montar un huerto propio en casa. Los balcones, las terrazas o las azoteas son algunos de los espacios donde muchos ciudadanos se están animando a montar un mini bancal.

La mayoría de personas se aventuran en esta experiencia sin tener mucha idea al respecto de plantas o cultivo. Pero esto no supone un obstáculo ya que desde internet se pueden descargar multitud de manuales específicos sobre los huertos en balcones y terrazas.

Mabel Parra, coordinadora del Huerto La Cuerna de Elche, asegura que el tiempo que se tiene que invertir en cuidar el pequeño huerto es mínimo. “Cuando las plantas ya están en los maceteros adecuados lo único que hay que estar un poco pendiente es de regarlas de vez en cuando”, afirma.

Cultivos que dan frutos en una maceta. F. Kireei/iniciativas/Maceto-Huertos.

Lo único que se necesita para empezar es un pequeño lugar en casa donde llegue el sol, unas macetas, y unas cuantas semillas. Todo lo demás se va adquiriendo con la experiencia y con el método “ensayo-error”. El manual de Ecologistas en Acción asegura que “con el tiempo, será la experiencia la que te aporte los conocimientos más importantes para cultivar en casa”. Aunque se trate de un huerto en muy pequeña escala el manual explica que se puede convertir en “una potente herramienta educativa para cualquier edad, nos permite ampliar nuestros conocimientos sobre las plantas y los ecosistemas y desarrollar actitudes como la paciencia y la constancia, requisitos fundamentales para obtener una cosecha de calidad que irá directamente del huerto al plato”.

Deja un comentario

Archivado bajo Despieces, Marina Giménez

Los Huertos urbanos como punto de aprendizaje entre los ciudadanos

Vista del Huerto Comunitario de Carolinas/ F. Alacantí de Profit

En España el origen de los huertos urbanos se remonta a la década de los años 50. En esta época se produjo una importante migración del campo a la ciudad. Este hecho provocó que en ciudades como Madrid o Barcelona fueran apareciendo pequeños huertos en las periferias que ayudaban a las familias trabajadoras en su economía con el aporte de alimentos. El manual de huertos sostenibles de la Diputación de Alicante señala que en los años 40 el 70% de la población española se dedicaba a la agricultura, mientras que en 2000 lo hacía solo el 7%. No obstante, este último dato parece que está cambiando ya que en muchos están proliferando este tipo de huertos donde los ciudadanos están adquiriendo conocimientos de agricultura debido al auge de los huertos urbanos ecológicos.

Normalmente, son los grupos de vecinos de un barrio que por libre iniciativa deciden reutilizar solares en desuso para convertirlos en cultivos a pequeña escala. Los alimentos, que son destinados como norma para el autoconsumo, se caracterizan por ser cultivados de manera ecológica. Por tanto, se favorece el respeto por el medio ambiente y se da prioridad a la calidad antes que la cantidad.

Además, suponen un punto de encuentro entre ciudadanos que quieren aprender y divertirse estando en contacto directo con la tierra. El huerto comunitario del barrio alicantino Carolinas es un ejemplo de ello. Un participante de L’Hort de Carolines explica que “el objetivo de estos espacios es crear un lugar social abierto a todos los vecinos del barrio para poder cultivar productos libres de químicos y así dar utilidad a los lugares públicos abandonados”.

Varios estudiantes de la UMH trabajando en el Huerto la Cuerna.

Otro ejemplo de estos lugares “verdes” se encuentra en el barrio ilicitano de Altabix. El Huerto ecológico de La Cuerna, fue una iniciativa de la asociación de vecinos Barrio Obrero de Altabix. Con el tiempo ha ido aumentando sus zonas de trabajo y hoy en día está compuesto por tres zonas: el Huerto de Ocio (compuesto por población de mayores de 65 años), el Huerto Escolar (donde acuden niños de los tres colegios del barrio) y el Huerto Universitario (utilizado por la comunidad de la Universidad Miguel Hernández).

Este huerto, en el que se aplica el método de cultivo “paredes en crestall”, alberga hasta marzo o principios de abril, patatas, habas, lechugas, cebollas, coliflor, brócoli, coles, entre otros. Mabel Parra, coordinadora del Huerto UMH afirma que no hay excedente de productos porque está pensado que sean “del huerto a la cocina”. Además Parra asegura: “El objetivo del huerto La Cuerna es, a parte de promover la agricultura ecológica entre los ciudadanos, promover la recuperación de las señas de identidad histórico-agrícolas del Palmeral”.

Imagen de la estructuración del Huerto La Cuerna.

Gracias a la proliferación de este tipo de huertos ecológicos van surgiendo entre la sociedad nuevos valores relacionados con el conservar el medio ambiente, la comida sana, la producción local y la recuperación de las técnicas de antaño utilizadas para el cultivo.

Deja un comentario

Archivado bajo Despieces, Marina Giménez

La población alicantina reivindica su derecho a la soberanía alimentaria

La Declaración de Nyeleni exponía: “La soberanía alimentaria es el derecho de los pueblos a alimentos nutritivos y culturalmente adecuados, accesibles, producidos de forma sostenible y ecológica, y su derecho a decidir su propio sistema alimentario y productivo.” Han sido necesarios tres eventos mundiales para avanzar en este concepto: el Foro Mundial por la Soberanía Alimentaria de la Habana de agosto de 2001, el Foro de ONG/OSC para la Soberanía Alimentaria de Roma en junio de 2002 y el Foro Internacional en Selingué Mali en febrero de 2007.

  Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Marina Giménez