Un golpe a los prejuicios contra las AMM

Araceli García

Las Artes Marciales Mixtas (AMM) o Vale Todo es un deporte que llegó a España a mediados de los noventa procedente de Brasil. Allí la familia Gracie, credora del Brazilian Jiu Jitsu (BJJ), desafió a otras escuelas de artes marciales con el objetivo de buscar un lenguaje común en el que cada arte marcial pudiera desplegar su arsenal técnico sin verse limitado por un reglamento que beneficiase a unos sistemas sobre otros. Este deporte se empezó a extender rápidamente a principios de los 90 por países como Brasil, Argentina, EEUU y Japón. Pero su crecimiento en España fue y sigue siendo más lento, ¿A qué se debe?

Los hermanos Climent viajaron desde Argentina para expandir por España sus conocimientos sobre Artes Marciales como el BJJ, Grapplin, Capoira y por supuesto las AMM. Agustín Climent (31 años) comenzó a practicar judo a los cuatro años en su país natal, Argentina, y ahora regenta su propio gimnasio de Artes Marciales en Alicante junto a su hermano Jorge Climent (36 años). En el Club Climent practican y enseñan las AMM desde el 2008, además son los únicos que lo hacen en toda la provincia. “Estuvimos mucho tiempo investigando y viajando por muchos sitios  para recabar ideas y crear nuestro propio gimnasio”, asegura Jorge Climent.

 Agustín Climent define el Vale Todo como “un conjunto de todos los deportes de combate y artes marciales que combinan las técnicas de derribo, golpeo y sumisión”. Su hermano Jorge confiesa que llevan toda una vida dedicada al aprendizaje de diferentes artes marciales hasta el punto de convertirse en su vida. Él compite, enseña y practica las AMM desde hace doce años.

Jorge y Agustín Climent durante una clase de AMM en su gimnasio de Alicante

Este deporte, relativamente nuevo, entraña muchas curiosidades empezando por su nombre. En sus inicios se conocía como Vale Todo  ya que entonces sí que se valía hacer de todo para ganar al rival, no existían límites ni normas. Con el paso del tiempo el Vale Todo comenzó a evolucionar, cada vez se aplicaban más restricciones procedentes de las distintas artes marciales que se practicaban. “Se llegan a unos acuerdos entre los luchadores para que las reglas combinen bien para todas las disciplinas y así se hace el reglamento de las AMM”, comenta Agustín Climent. Con esto el Vale Todo se iba alejando de ser un combate callejero sin control y se acercaba a una disciplina deportiva y legal. “Al principio se le llamaba Vale Todo pero para que no tuviera un nombre tan fuerte pero sí más comercial comenzaron a llamarle AMM”, afirma Agustín Climent. Por lo tanto, aunque ambos términos son correctos el último es el más indicado políticamente hablando.

 AMM Vs MILÁ

Muchos de los que practican las AMM opinan que no es un deporte muy conocido es España, aunque admiten que eso está cambiando. “Es una disciplina bastante desconocida pero tiene un crecimiento muy grande, los jóvenes se van interesando cada vez más”, admite Agustín Climent. No obstante, son muchos los motivos que los hermanos Climent apuntan como causa de este desconocimiento de la sociedad, según Jorge Climent: “Es un deporte que podría ser mucho más conocido y explotado”, y añade: “En EEUU las AMM mueven a muchísimos seguidores porque los medios de comunicación se han movilizado para popularizar este deporte”. Por lo tanto, ¿Son los medios de comunicación culpables? Para Jorge Climent sí: “En España en los informativos sólo se habla de fútbol y más fútbol, ni siquiera aparece el boxeo, los medios tendrían que estar más abiertos a otros deportes, sobre todo la televisión pública”.

Pero no sólo ponen a los medios en su punto de mira por la ausencia de información que hay cada día sobre este deporte, sino también por la mala fama que les adjudicó un reportaje de Mercedes Milá en uno de sus programas denuncia. “Hubo un problema muy grande con un programa de Milá que se emitió justo cuando las AMM empezaban y todavía no se había definido bien la reglamentación”, señala Agustín Climent. El reportaje al que él se refiere es Diario de Gladiadores emitido por Telecinco el 31 de enero de 2005. En él se aborda el tema de las AMM basándose en un combate  que hubo en un pueblo de Valencia (Mislata), allí luchaba el hijo de uno de los miembros de España 2000, grupo conocido por su tendencia a la extrema derecha.

 “Mercedes Milá atacó a todos los que practicaban AMM u otras artes marciales de contacto y esto provocó que se paralizara todo. Las AMM dejaron de evolucionar y empezaron a verse como un deporte hostil, esto hizo que aún se tardara más en federar esta disciplina en España”, argumenta Agustín Climent. De hecho, hasta mayo del 2009 no se crea la Federación Nacional de Artes Marciales Mixtas en España (FNAMM), a pesar de Justo Vázquez, presidente de la federación de boxeo, que durante el mencionado reportaje declara: “Mientras yo esté como presidente ese deporte no estará legalizado”, curiosamente se formalizó hace tres años y a día de hoy  Váquez sigue siendo presidente.

”Gracias a ese programa la sociedad española vinculó las AMM con los nazis y con los seguidores de la extrema derecha”, asegura Juan Carlos, alumno de artes marciales en el Club Climent. Este polémico reportaje dio mucho que hablar. Tras su emisión se hicieron otros programas de debate donde seguían atacando las AMM como asegura Pablo Espejo Saavedra, promotor de eventos de AMM y representante de luchadores, que defiende esta disciplina y crítica negativamente el reportaje: “A lo largo de esta semana a los practicantes de Vale Todo se nos ha tachado de racistas, violentos, incultos e incluso animales por culpa del reportaje emitido por Telecinco”.

Desde la emisión de Diario de Gladiadores los luchadores de AMM han tenido que trabajar día a día para desmentir todos las etiquetas que desde entonces se atribuyen a los que practican el Vale Todo. “No somos partidarios de ninguna ideología política.  Aquí vienen a entrenar gente de todo tipo  desde policías hasta estudiantes”, afirma Jorge Climent.

 

Al final del túnel

Las aguas se fueron calmando y  las AMM se fueron profesionalizando cada vez más. Por fin se definió un reglamento en el que quedó plasmado que esta disciplina tiene tantas normas como cualquier otro deporte. En España ya hay varios campeonatos oficiales como el KO Arena que se celebró por primera vez en 2003. Este campeonato es el evento pionero en España de las AMM y el que más repercusión tiene en los medios. Según la página oficial del KO Arena ya se han realizado ocho ediciones en tres ciudades diferentes (Málaga, Canarias y Valencia),se han disputado 59 combates y han participado 86 luchadores.

Los hermanos Climent opinan que “el mejor camino para que las AMM se vayan conociendo en España es la movilización en los medios de comunicación”. Sin embargo, admiten que al principio “este deporte no estaba muy controlado” pero ahora las AMM han llegado a su punto más alto de evolución y ya están preparadas para ser un deporte más en el que “se respete a los deportistas y se valore su trabajo”.

Entrevista a Víctor Márquez, presidente de la Federación Nacional de AMM

¿Son las AMM un deporte de violencia extrema?

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Araceli García

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s