Archivo mensual: marzo 2012

Una alternativa de aprendizaje en la infancia

Las escuelas en las que se aplica la metodología Waldorf establecen la enseñanza a través del esparcimiento

La finalidad de la Educación infantil es la de contribuir al desarrollo físico, afectivo, social e intelectual de los niños. Sin embargo, “es cierto que actualmente alguno de estos ámbitos se han dejado de lado”, asegura Sandra Iborra, diplomada en Magisterio infantil en la Universidad de Alicante. En la Educación infantil a día de hoy hay poco movimiento. Los niños normalmente pasan las horas haciendo fichas sentados en la silla, porque con los libros los padres pueden comprobar lo que su hijo aprende cada día y ven los resultados sobre el papel, explica Iborra.

Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Marina Giménez

¿Empresarios con mucha cara o estudiantes poco preparados?

Autor: Forges

Autor: Forges

En España hay miles de jóvenes estudiantes y licenciados que no encuentran su hueco en el mundo laboral.  En estos momentos, según el Instituto Nacional de Estadística (INE) hay en España más de 1.400.000 universitarios y  cerca de 300.000 becarios, esto hace que haya una bolsa de estudiantes dispuestos a seguir formándose en cualquier empresa que les acoja sin cobrar absolutamente nada, al menos durante un mínimo de tiempo. Llegados a este punto la polémica está servida, ¿se aprovecha el mundo empresarial del estudiante o becario? Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Araceli García

Los materiales de los juguetes Waldorf

Ejemplo de juguetes empleados en esta pedagogía.

En la pedagogía Waldorf los juguetes con los que juegan los infantes son otro aspecto que llama la atención ya que son distintos a los que se pueden encontrar en cualquier aula de infantil. Muñecas de trapo, animales de lana, caballos de madera, telas de colores, e incluso materiales de la naturaleza entre los que se puede encontrar piñas, ramas o troncos de árboles, son algunos de los objetos con los que los niños tienen la posibilidad de jugar. “La muñeca hermosamente terminada comprada en una juguetería, con la expresión facial predeterminada es un impedimento para acompañar el estado anímico del niño y desarrollar su fantasía”, afirma el informe Introducción a la pedagogía de las Escuelas Waldorf.

Las muñecas de los niños más pequeños no tienen el rostro terminado, está así hecho adrede para que los niños a través de su imaginación puedan completar el estado de la muñeca, explica Ana María Martín, educadora de la Escuela Libre Wardolf de Alicante.

La plastilina no se utiliza en este tipo de escuelas, se emplea la cera de abeja.

Uno de los materiales clásicos y característicos de las escuelas Waldorf es la cera de abeja que emplean en las actividades artísticas. Esta cera es parecida a la de una vela, pero es muy dura de moldear cuando está fría. Para calentar la cera de abeja es necesario dedicarle tiempo intentando calentarla entre las manos para después moldearla. A través de esta actividad se puede ver la voluntad interior de cada niño, afirma la profesora. Y añade: “Nuestra labor como profesoras se basa en intentar despertarles la voluntad de llegar a calentar la cera”.

Deja un comentario

Archivado bajo Araceli García

Las tecnologías en las Escuelas Waldorf

Los niños de las escuelas tradicionales entran en contacto con las nuevas tecnologías cada vez más pronto.

Los niños de las escuelas tradicionales entran en contacto con las nuevas tecnologías cada vez más pronto.

Carmen López Escribano, profesora del Departamento de Psicología Evolutiva de la Universidad Complutense de Madrid, asegura en un escrito que “entre educadores y padres existe la creencia extendida de que los niños requerirán competencia tecnológica para tener éxito en el colegio y posteriormente en el mundo laboral”. Sin embargo, en las escuelas en las que se aplica la pedagogía Waldorf la tecnología pasa a un segundo plano sobre todo en los primeros años de vida. “Todo tiene su momento”, asegura Ana María Martín, educadora de la Escuela Waldorf de Alicante. Con ello la profesora quiere explicar que es obvio que los niños y adolescentes deben adaptarse al mundo que les rodea (incluyendo las nuevas tecnologías) pero matiza que el primer contacto con la tecnología debe ser cuando el niño tenga una edad adecuada.

La educadora Waldorf explica que un niño es movimiento, “si lo ponemos delante de una televisión o un ordenador en la primera infancia las energías vitales del niño desaparecen”, comenta. Pero también admite que hoy en día es una tarea ardua evitar que los infantes pequeños no estén delante de un aparato electrónico.

A diferencia de otras escuelas infantiles, en las Waldorf no se utiliza los cd’s de música sino que son los propios niños y profesores los que, acompañados con instrumentos, producen la música.

Para entenderlo mejor Martín pone un ejemplo: “El niño escucha una pieza de violín y al día siguiente vuelve a escuchar la misma pieza pero suena de otra manera, el niño en ese momento esta “vivenciando” el violín, no solo escuchando la pieza. Se alimenta de muchas más cosas cuando la canción es en vivo y en directo que si viniera de un radiocasete.

Deja un comentario

Archivado bajo Despieces, Marina Giménez