Una historia real

Marta Fernández Jiménez

Cuando Salomón y Doally recibieron la carta del banco que avisaba del embargo de su casa el 28 de noviembre de 2011 acudieron a la reunión de Stop Desahucios Alicante.  Llegó el día y una multitud de gente se presentó en su casa para evitar el desalojo y lo consiguieron. La fecha del desahucio se pospuso hasta el 8 de febrero de 2012.

Ese era el margen de actuación que tenían para buscar un acuerdo, así que  comenzaron las negociaciones. El objetivo era que les condonasen la deuda de 96.000 euros que les quedaba tras entregar la casa. Un día, para ejercer presión, un gran grupo de personas hicieron una sentada en el banco ofreciendo su apoyo a Salomón y Doally. Daniel Fernández, abogado activista de Stop Desahucios y de ADICAE (Asociación de Usuarios de Bancos y Cajas), asegura: “La movilización social jugó un papel muy importante a la hora de conseguir un trato beneficioso para Doally y Salomón”.

Se acercaba el 8 de febrero y las negociaciones no avanzaban. Desde Stop Desahucios convocaron de nuevo a la población alicantina para evitar otro inminente embargo. Llegó el día antes del desalojo con buenas noticias. Todos los esfuerzos habían dado resultado, habían conseguido firmar un acuerdo que les condonaba la deuda a cambio de las llaves de la casa. “Solo tendríamos que pagar en caso de ganar la lotería, cobrar una herencia o tener una nómina de mayor de 1.900 euros mensuales”.

Antes de la crisis, Salomón tenía dos trabajos, pero cuando lo despidieron tuvieron que elegir entre pagar la hipoteca o comer. El sueldo de Doally no conseguía pagar la manutención de sus dos hijos y una hipoteca que había aumentado de 750 euros a 1.022.  La pareja reconoce sentirse engañada por el banco. “La casa nos la vendieron por 192.000 euros, luego la tasaron por 120.000”, explica Salomón.

Doally y Salomón comentan que sin el apoyo de Stop Desahucios, ADICAE, GADES (Grupo de Acción y Desarrollo Solidario) y toda la gente que se volcó en su caso no hubiese sido posible conseguir la dación en pago. Doally asegura “a pesar del mal trago que hemos pasado, nos sentimos arropados y apoyados en todo momento”.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Despieces, Marta Fernández

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s