La integración empieza en las aulas

Los colectivos  gitanos se vuelcan en conseguir una educación de calidad que reduzca el abandono prematuro de los estudios superiores

 La comunidad gitana es la minoría étnica con mayor presencia en Europa y en España. Aún así, fruto de la discriminación han encontrado numerosas dificultades en el acceso a la escuela. Sin embargo esta tendencia está cambiando a pasos agigantados: los Rroma cada vez son más conscientes de la educación como vía de integración y mejora de sus condiciones de vida. Por ello, el éxito escolar de las niñas y niños gitanos va en aumento y las cifras de absentismo disminuyen. Así lo confirma un estudio de la Fundación Secretariado Gitano sobre la Normalización del Alumnado Gitano que apunta que el 93,7% de los menores gitanos se escolarizan antes de los seis años. Éste es el resultado del trabajo conjunto de la población gitana para lograr su plena integración y autonomía cultural. Actualmente, normalizada la educación entre los escolares gitanos, los esfuerzos van dirigidos a la lucha contra el abandono prematuro de los estudios de secundaria y la continuidad de estudios superiores.

Diversos factores han influido en la desigualdad de la comunidad gitana ante la educación y en la superación de estas barreras. La segregación y marginación que ha sufrido el pueblo gitano en España ha sido el primer obstáculo para su escolarización. La trayectoria de la comunidad gitana española en la escuela ha pasado por tres fases que a veces, han estado superpuestas en el tiempo. “La exclusión, la escolarización separada y la escolarización unificada bajo un modelo de grupo mayoritario”, expone Mónica Chamorro, Directora de Educación de la Fundación de Secretariado Gitano (FSG) a nivel nacional. Pero la escolarización de forma generalizada de las niñas y niños gitanos en España, comenzó hace apenas 30 años.

En este momento, se ponen en marcha programas educativos compensatorios que pretenden erradicar las desigualdades educativas. Rosa Valls, investigadora de Centro Especial de Recerca en Teorías y Prácticas Superadoras de Desigualdades de la Universidad de Barcelona, comenta que estas políticas supusieron un estancamiento para la población gitana escolarizada, ya que en el fondo partían de que las desigualdades podían ser mejoradas, pero no superadas. La educación compensatoria y segregadora seguía fomentando las desigualdades a través de itinerarios académicos diferentes, que en muchos casos impedían que los alumnos alcanzasen los conocimientos básicos que les exigía la sociedad.

En la actualidad siguen  existiendo casos en los que   estas políticas educativas discriminatorias perduran.  Según, Rosa Valls, la separación por niveles, la segregación por aulas, la escasa relación familia-escuela, son habituales y estas actuaciones educativas conducen al fracaso y al abandono escolar del alumnado en general. Los escolares gitanos son “segregados de las aulas a clases especiales, son expulsados con frecuencia, colocados en niveles bajos e incluso se les adapta el curriculum escolar”,  añade Valls.

Además, el proceso de escolarización ha estado supeditado a una educación en la que solo tiene cabida la cultura mayoritaria, negando a los estudiantes Rroma contar con referentes y valores de su comunidad en la escuela. Nicolás Jiménez, sociológo y profesor de la asignatura Cultura Gitana en la Universidad de Alcalá de Henares, afirma que la enseñanza tradicional no tiene en cuenta al pueblo gitano, y que ninguna cultura se identifica con la educación porque es estándar y urbana. “Por eso fracasa, porque no se adapta al entorno actual de nuestra sociedad intercultural”, comenta el docente.

Cuando los estudiantes gitanos no se sienten representados en la escuela, ni encuentran referencia alguna a su cultura en lo que aprenden, sienten que no es su sitio. No se sienten valorados ni escuchados y esto en gran parte, les hace perder la motivación. El asimilacionismo en la educación tradicional no aprecia la diferencia como algo positivo, sino que “intenta homogeneizar al alumnado, impidiendo que se desarrollen conforme a sus valores”, expresa Nicolás Jiménez. La consecuencia directa es que sienten que no forman parte de la educación, se sienten apartados.

Para superar barreras y conseguir una mayor continuidad en los estudios entre la etnia gitana son necesarias medidas que garanticen una enseñanza intercultural y de calidad. En el C.P. de primaria Isla de Tabarca, en Alicante, el 90% de sus alumnos son gitanos y sus métodos son un ejemplo a seguir. La psicopedagoga del centro, Teresa Sempere, lleva a cabo un programa educativo innovador que “supera las deficiencias de las políticas compensatorias para que el alumno sea 100% partícipe en su aprendizaje”, comenta. Se trata de un proyecto intercultural con un efecto integrador potente y efectivo, basado en la diferencia como riqueza. La profesional explica que cada alumno aporta cosas positivas y todos aprenden de los demás. Esta política compensatoria tiene ciertas pautas: una educación basada en valores, la inclusividad y la heterogeneidad de los grupos de alumnos y trabajo en el aula en grupos cooperativos de trabajo, en los que todos los participantes son necesarios.

La mayor singularidad del proyecto Roma, es el hecho de que los alumnos deciden en asambleas con los profesores, qué es lo que les interesa aprender. “Los profesores guían a los niños pero son ellos los que van decidiendo cuáles son los conocimientos que más les inquietan”, comenta la psicopedagoga. Además, todos los niños pasan por todos los grupos de trabajo, en los que desempeñan diferentes responsabilidades a la par que todos se ayudan mutuamente para conseguir los objetivos grupales. La clave del programa es involucrar a toda la comunidad: allí todos los miembros son necesarios y la implicación de las familias es de vital importancia. “Que las familias sientan el centro como un espacio propio, es fundamental para que los escolares acudan al colegio”, apunta Paco Monzó, Director del Isla de Tabarca. Aunque el programa está en fase de experimentación, su propulsora Teresa Sempere, afirma que fomenta en gran medida el interés de los niños por aprender y de esta manera ayuda a estimular la motivación de los alumnos por seguir estudiando.

La educación también es uno de los pilares del trabajo que realiza la Federación Autonómica de Asociaciones Gitanas de la Comunidad Valenciana (FAGA). Su programa educativo Edukaló se lleva a cabo en ocho centros de Alicante, entre ellos el colegio de primaria Isla de Tabarca. Este programa se basa en la mediación entre las familias y los centros educativos, y su trabajo se centra sobre todo en las familias no absentistas. “Apoyamos con refuerzos positivos a los niños y familias que tienen un compromiso y que solo necesitan un empujón”, comenta María Eugenia González, trabajadora social de la Federación.

Una figura primordial de Edukaló, son los mediadores, normalmente personas de la comunidad gitana que conocen a las familias, su cultura y valores. Los mediadores favorecen las relaciones entre los centros docentes y las familias, funcionando como referentes que crean un clima de confianza y entendimiento. “Cuando las familias ven el colegio como algo que les incluye y se sienten cómodas, tiene un efecto rebote en su comunidad”, comenta la trabajadora social. Esta es una manera efectiva de involucrar a las familias y reducir de forma directa e indirecta el absentismo entre los menores Rroma. La formación de los profesores en historia y valores del pueblo gitano también juega un papel esencial de la mediación que realiza FAGA en los centros docentes. “Es importante que los niños reciban conocimientos sobre su cultura y favorecer así la creación de un vínculo alumno-escuela”, comenta María Eugenia González.

La labor que la Federación de Asociaciones Gitanas realiza en centros como Isla de Tabarca pone especial empeño en el último curso de primaria. Según Mónica Chamorro, Directora del Área de Educación de la Fundación Secretariado Gitano, el 80% del alumnado que comienza la E.S.O., abandona antes de finalizar el último curso. Esto está cambiando, pero los índices de absentismo y el desfase curricular “siguen teniendo repercusiones en la futura carrera profesional de los alumnos que pueden desengancharse de su nivel educativo”, comenta Chamorro.

La transición de sexto de primaria al instituto se convierte en un momento delicado en el que algunos alumnos abandonan o no llegan a dar el salto. Por ello, en Isla de Tabarca con la colaboración de FAGA, realizan un acompañamiento en ese salto. Imparten talleres con las familias y los niños para concienciarles de las posibilidades de estudiar, realizan las matrículas y además los mediadores están presentes también en los institutos para ayudar y apoyar a los estudiantes en su nuevo camino. “Sobre todo, para que los niños de sexto quieran seguir con sus estudios es importante transmitirles las ganas de aprender”, señala María Eugenia González, trabajadora social de la Federación. Para ella, esa es la mejor forma de evitar el abandono y  el absentismo.

La lucha contra el absentismo escolar es otro de los frentes en los que el colegio Isla de Tabarca está inmerso. Su Director, Paco Monzó, aprecia un cambio en las cifras debido a que muchos de los alumnos son hijos de gitanos que ya estuvieron escolarizados. Sin embargo, siguen contando con un porcentaje de absentismo intermitente, que además es menos controlable por los servicios sociales que el absentismo continuo. Para luchar contra el absentismo, el Ayuntamiento de Alicante lleva a cabo un protocolo de actuación que lleva un control mensual de las faltas. Cada día de ausencia, cuenta como dos faltas y cuando éstas llegan al 25% en un mes, una comisión de trabajo del Ayuntamiento junto con el mediador contactan con las familias. A partir de ahí se hace un seguimiento del alumno para asegurar que acuden a clase. Sin embargo, lo más importante es el trabajo que realizan diariamente para concienciar a las familias absentistas de que “la educación es el camino para acabar con la discriminación y conseguir su inclusión social”, añade el Director.

En el instituto Virgen del Remedio de Alicante, en la Zona Norte, también trabajan por la continuidad de los estudios de los jóvenes gitanos, y lo hacen desde la “diversidad, interculturalidad y la integración”, declara Manuel Pérez, Jefe de estudios. Su sistema de actuación es el mismo protocolo del Ayuntamiento de Alicante contra el absentismo, y hasta ahora, ha dado frutos ya que “en seis años hemos pasado de 40 expedientes absentistas a 8 el año pasado”, comenta Manuel Pérez. Aun así, según el Jefe de estudios, la Administración debería hacer un cruce de datos y controlar en mayor medida que todos los alumnos hagan la transición de primaria a secundaria, porque si caen en la transición, luego es difícil reincorporarlos al sistema educativo.

Aunque las cifras de absentismo se reduzcan, y la continuidad en los estudios aumente, este proceso es lento y todavía existen barreras educativas entre la población gitana. Los calés son conscientes de que la superación de sus obstáculos sociales empiezan por la escolarización, y los recursos que emplean para conseguir su plena integración académica son variados. El impulso del cambio debe pasar por “una educación de calidad que tenga en cuenta a las diferentes culturas, con sus características y peculiaridades y que además, permita la interacción y el conocimiento desde diferentes perspectivas culturales”, afirma Mónica Chamorro.

Despiece 1: El caló como herramienta de éxito escolar

Despiece 2: Nunca es tarde para estudiar

Despiece 3: Una ayuda a la educación

Despiece 4: Mujeres gitanas: impulso del conocimiento

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Marta Fernández

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s