Las mujeres gitanas impulsan el conocimiento

“El 80% de las personas gitanas que acceden a la universidad son mujeres”, comenta Alexandrina Moura, coordinadora del área de Mujer del Instituto de Cultura Gitana y presidenta de la asociación alicantina Arakerando. En la asociación tratan de promocionar la inclusión de la mujer gitana, y su presidenta Alexandrina Moura es consciente de la importancia que tiene la educación para ello. Además, la mujer es considerada como el motor de la cultura gitana, el eje fundamental en la repercusión de la escolarización de las niñas y niños Rroma. “Cuando una mujer gitana se forma académicamente es un paso para ella y para toda su familia”, asegura Moura.

El hecho de que las madres vivan la experiencia positiva de la formación, conlleva que quieran lo mismo para sus hijos. La mujer es este sentido es “el impulso del cambio y la transformación entre el pueblo gitano”, añade la presidenta. Por tanto, la normalización de las mujeres gitanas en el panorama educativo juega un papel fundamental en la creciente sensibilización que tienen las familias de las ventajas que tiene la escolarización de los menores.

Según el estudio de la Fundación Secretariado Gitano que evalúa la Normalización Educativa de las alumnas y alumnos gitanos, las niñas tienen mejores resultados académicos. Esta diferenciación radica en que “el rol de las mujeres gitanas en el que asumen las cargas familiares, se deben exigir más a sí mismas para llevar acabo sus estudios”, explica Alexandrina Moura. Sin embargo este rol de las jóvenes gitanas, en el que se encargan del cuidado de sus hermanos y de la familia no es una cuestión cultural. Alexandrina Moura comenta que esto también ocurría en la cultura mayoritaria hace 30 ó 40 años, y que en la actualidad muchas familias han superado esta situación. “Entre la población gitana este cambio también se aprecia, aunque sea más lento”, añade Moura. Por ello, en Arakerando, trabajan para que el patriarcado sea más flexible y esta responsabilidad familiar no recaiga tan solo en las mujeres permitiéndoles la posibilidad de formarse y ser así más autónomas. Su presidenta explica que las mujeres acuden a la asociación, son cada vez más conscientes de que el camino para llegar a la igualdad es la educación, y las gitanas, como engranaje de transmisión de su cultura, inculcan a sus descendientes el valor de los estudios para su futuro y para seguir avanzando en la igualdad social.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Marta Fernández

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s