Nunca es tarde para estudiar

Para quienes no tuvieron la oportunidad de seguir con sus estudios, siempre hay segundas oportunidades. Éste, es el objetivo del programa ACCEDER de la Fundación Secretariado Gitano (FSG). La inserción laboral, junto con la educación y la formación, es un pilar esencial para la inclusión social de la comunidad gitana. Por esta razón, el empleo es uno de los principales frentes de la Fundación, que trabaja desde hace diez años por abrir las puertas del mundo laboral a la población gitana. “Cada vez más quieren formar parte del mundo laboral más estable y regularizado”, comenta Raquel Sola, coordinadora del programa en Elche. La Fundación Secretariado Gitano ha atendido hasta el momento a 1.500 personas en Elche, pero no sólo se limitan a la población gitana, sino que atienden un 70% de población gitana y un 30 de usuarios no gitanos. Según la coordinadora de ACCEDER en Elche, a la mayoría de los usuarios les gustaría haber seguido con su formación académica y su intención es retomarla para ampliar sus horizontes profesionales y su calidad de vida. “Este hecho se traduce en la intención que los usuarios manifiestan de que sus hijos continúen los estudios y tengan mayores posibilidades”, apunta Raquel Sola.

El éxito del programa ACCEDER, radica en un itinerario laboral individualizado, de consenso entre los orientadores y los usuarios. Mientras estudian los perfiles que van captando, los prospectores laborales se encargan de contactar con las empresas para averiguar cuál es la formación que más se demanda en el mercado laboral. En la fundación, se esfuerzan por conseguir convenios que garanticen tras la preparación un porcentaje de contratos. “A pesar de las adversidades, ahora mismo intentamos que el porcentaje sea mínimo de un 30% y que se trate de contratos de larga duración”, explica la coordinadora del programa. En caso de no garantizar la contratación de los usuarios, lo mínimo es que puedan realizar prácticas en las empresas. Una vez establecidos los convenios, elaboran una programación de cursos formativos cuya media es de 120 horas, además de talleres para dotar de autonomía laboral a los interesados. Así comienza el camino formativo que muchas personas de la comunidad gitana retoman para insertarse social y laboralmente en una sociedad cada vez más competitiva.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Marta Fernández

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s